REFLEXIONES

SOMOS LO QUE VEMOS

Por tanto, nosotros todos, al contemplar con el rostro descubierto, como en un

espejo, la gloria del Señor, nos vamos transformando a su misma imagen, con la

creciente gloria que viene del Señor, que es el Espíritu. 2 Corintios 3:18

En la jaula del chimpancé julio, en el zoológico de Chicago, unos investigadores colocaron un receptor de televisión. La intención del experimento era averiguar, como reaccionaba el animal frente a las escenas de violencia y brutalidad que le seria exhibidas en una película policíaca.

Tras observar la aparente conducta del animal, los etólogos escribieron aquella misma tarde el siguiente informe: “El animal no dio muestras de interesarse, ni en lo más mínimo, por lo que estaba ocurriendo en la pantalla. Ni siguiera las escenas más violentas y turbulentas despertaron su atención y el chimpancé prefirió seguir jugando con su columpio sin hacer caso al aparato”.

Pero a la mañana siguiente, como de costumbre, llego el guarda para limpiar la jaula. Antes de entrar miro por la pequeña rejilla de la puerta y no pudo descubrir al simio extrañado, abrió la puerta de hierro y entro. El chimpancé estaba escondido detrás de la puerta, como uno de los bandidos en la película que habían exhibido la noche anterior, y con un palo golpeo al guarda en la cabeza y desapareció en busca de la libertad. Este hecho no solo nos demuestra la excepcional capacidad para imitar propia de los monos, sino que nos permite sacar la siguiente lección lo que vemos, eso hacemos, y lo que hacemos se constituye en lo que somos. Al igual que julio somos bombardeados de continuo por imágenes, que nos proyectan diversos modelos de conducta. Ya sea ídolos del deporte, del espectáculo, la política o la economía y aun maestros religiosos, todos ellos se convierten en modelos a imitar por sus congéneres, dependiendo al grado de imitación que de ellos hagamos en el porcentaje de atención que cada uno dediquemos. Desafortunadamente, y este fue el caso de julio, estos ídolos son tan débiles y falsos como lo podemos ser nosotros, por lo cual son malos ejemplo.

En esta época de ídolos rotos, dioses con pie de barro, la palabra de Dios, nos presenta el ejemplo a seguir, el modelo a imitar, Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados, (Efesio 5:l)Pero diréis, como conoceremos a Dios sino le hemos visto, pues cierto nadie ha visto a Dios pero Cristo le ha dado a conocer como lo expresa Juan 1:18 A Dios nadie lo vio jamás. El Hijo único, que es Dios, que está en el seno del Padre, él lo dio a conocer.

Así pues la invitación es colocar nuestra vista en Jesús e imitarlo hasta en sus sentimientos. Cristo se manifestaran y nuestra vida será transformada y llegaremos hacer semejante a Él. Tal cual lo promete su palabra en 2 Corintios 3:18 Por tanto, nosotros todos, al contemplar con el rostro descubierto, como en un espejo, la gloria del Señor, nos vamos transformando a su misma imagen, con la creciente gloria que viene del Señor, que es el Espíritu.

 

 

NUESTRA ÚNICA SEGURIDAD

“Jehová Dios mío, en ti he confiado: sálvame de todos los que me persiguen y líbrame;”

(Salmo 7:1)

Abu Quindali, un ingeniero egipcio de 36 años de edad, creyó que había sonado su última hora. Iba solo en una lancha de motor bastante vieja, desde loez al puerto de Ras Adabija en el mar rojo, a unos 15 Km. de distancia, cuando su bote se volteó y se hundió bajo las aguas.

Quindali llevaría nadando apenas unos 10 minutos cuando se produjo el momento trágico sobre la superficie del agua, divisó la aleta dorsal de un tiburón que se dirigía directamente hacia él. Pero casi de inmediato, pudo ver otra aleta de una forma algo distinta, menos triangular y cerrada, casi como un anzuelo: ¡un delfín! este cortó el rumbo del tiburón que, como ya hemos dicho, se dirigía hacia el hombre, empezó a dar vueltas entorno a este, y rechazo al tiburón cada vez que este trataba de aproximarse a la que había creído una presa fácil. Pese a su guarda espalda, al cabo de 20 minutos el ingeniero tenia los nervios desechos, tuvo un calambre y estuvo a punto de ahogarse. El delfín pareció darse cuenta de sus problemas y decidió lanzarse en ataque definitivo contra el tiburón con golpes violentos y rápidos de sus aletas y de cola, aumento su velocidad por el agua hasta unos 60 Km./h y se lanzó una, dos, tres veces, contra el feroz tiburón hasta que éste, con el esqueleto desecho por los golpes, se hundió en las profundidades del mar. Seguidamente empezó a empujar con la cabeza al agotado náufrago en dirección a la orilla. Cuando Quindali se sentía incapaz de seguir nadando y estaba a punto de hundirse, el delfín se colocaba debajo de él, con todo cuidado, volvía a sacarlo a la superficie para que pudiera respirar. Finalmente una lancha indígena divisó a la extraña pareja y pudo subir a bordo al ingeniero. El salvador dio 6 0 7 vueltas en torno a la barca, realizó un par de alegres saltos en el aire, como si quisiera hacerle una demostración de su destreza y desapareció en la amplitud del mar. Podemos imaginar el grado de gratitud que el Sr. Quindali mantuvo el resto de su vida para con los delfines. Ahora pregunto, si el delfín, una criatura marina es capaz de estos detalles, ¿Cuánto más lo será aquel quien es su creador? La Palabra de Dios nos dice en (Mateo 10:29) ” Qué valen dos pajarillos? ¡apenas unos centavos! sin embargo, ni uno sólo cae a tierra sin que el Padre lo permita” (la biblia al día paráfrasis). ¿Cuánto más nosotros, que valemos más que muchos pajarillos? podemos estar convencidos que Dios no nos desamparará jamás. Que su protección será siempre con nosotros y su ángel siempre estará allí para librarnos del peligro como lo hizo con el señor Quindali, aun cuando tenga que valerse de un delfín para prestarnos auxilio necesario. Confía en Dios, se fiel y habitarás seguro.

SOCIEDAD MISIONERA INTERNACIONAL.

Carrera 1 entre calle 2 y 3 No 2-50. Barrio Colón. La Guayana.

San Cristóbal. Edo. Táchira. Venezuela

 

Anuncios

Acerca de smiamor

LLEVAR EL EVANGELIO ETERNO AL MUNDO

Publicado el diciembre 8, 2007 en REFLEXIONES. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: