DON DE LENGUAS

lenguas.jpg

El Don de Lenguas

Uno de los temas más polémicos dentro de la cristiandad ha sido el del Don de Lenguas (término conocido en griego como GLOSALALIA: GLOSA = Lengua, lenguaje o idioma. LALIA = Hablar, referir, decir, charlar). Clasificado teológicamente por muchos bajo la categoría de dones conocidos como “señales y prodigios”.

¿DÓNDE TUVIERON ORIGEN LAS LENGUAS?

Hay quienes afirman que las Lenguas tuvieron su origen en la fiesta de Pentecostés, días después de la ascensión de Cristo. En realidad son mucho más antiguas.

En las primeras páginas de las Escrituras nos encontramos con esta palabra (“Lengua”) Había entonces en toda la tierra una sola lengua y unas mismas palabras” Gen 11:1 Aquí se comprende que la palabra “Lengua” se refiere a idioma.

Dios crea la diversidad de lenguas en la torre de Babel en vista de los planes humanos que eran contrarios a los suyos. “Ahora pues, descendamos y confundamos allí su lenguaje, para que ninguno entienda el habla de su compañero” Gen 11:7 A partir de ese momento, un individuo, a menos que hable la misma lengua con los que le rodean, no puede ser entendido, excepto por Dios, quien es el originador de ellas. “Porque el que habla en alguna lengua, no habla a los hombres, sino a Dios; porque nadie lo entiende, aunque en su espíritu hable misterios” 1Cor14:2 “Por eso fue llamada Babel, porque allí el Señor confundió el lenguaje de toda la tierra, y desde allí los esparció por toda la tierra” Gn 11:9

De lo antes mencionado, se evidencia que el hablar en Lenguas es hablar otro lenguaje o idioma. Como ejemplo, veamos lo que ocurrió en Pentecostés. Había una problemática: ¿Cómo serían los discípulos “testigos hasta lo último de la tierra” de Jesús? ¿Cómo se predicaría el evangelio a toda nación, tribu y lengua (Apoc.14:6), si únicamente los discípulos conocían la verdad, los cuales solo hablaban una lengua? Era necesario que el Señor capacitara a sus siervos con un Poder Especial.

EL DON DE LENGUAS

Es la capacidad que el Espíritu Santo concede a algunos miembros del cuerpo de Cristo, para poder transmitir un mensaje en otros lenguajes (idiomas, lenguas).

Los discípulos fueron dotados de ésta facultad en la fiesta de Pentecostés; fue un verdadero milagro. “Todos quedaron llenos del Espíritu Santo, y empezaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les concedía que hablasen…” Hech 2:4. Siendo una fiesta especial, se habían congregado en Jerusalén judíos que habían nacido en otras naciones; estos oyeron en sus lenguas natales el mensaje de Dios. “Al producirse ese ruido, se juntó una multitud. Y estaban confusos, porque cada uno les oía hablar en su propia lengua” Hech 2:6

Generalmente, se obvia que los discípulos, cuando hablaron en lenguas, hablaron otros idiomas, omitiéndose además cuales fueron. La realidad es que la Biblia menciona (en Hech 2:9-11) los 15 idiomas que ellos hablaron, ya que había habitantes de diversos lugares de la tierra:

1. Partos

2. Medos

3. Elamitas

4. Habitantes de Mesopotamia

5. Habitantes de Judea

6. Habitantes de Capadocia

7. Habitantes del Ponto

8. Habitantes de Asia

9. Habitantes de Frigia

10. Habitantes de Panfilia

11. Egipcios

12. Habitantes de regiones de África más allá de Cirene

13. Romanos residentes de Jerusalén, tanto judíos como prosélitos

14. Cretenses

15. Árabes

Queda claro que lo que el Espíritu Santo les “concedía, daba u ofrecía” que hablasen, eran lenguas o dialectos nacionales que las personas que allí estaban podían entender perfectamente en su idioma. La Biblia NO nos dice que hablasen otra cosa diferente a idiomas o dialectos extranjeros con su significado entendible por las personas de dichas naciones o regiones. No hablaban palabras o repeticiones de sonidos sin sentido para los que allí estaban presentes. La Palabra de Dios nos refiere, por boca de estos oyentes lo que estaban hablando: “…les oímos hablar en nuestras lenguas las maravillas de Dios” Hech 2:11

Estás Lenguas, incluso, eran entendidas por aquellos que las hablaban, a excepción de ciertos residentes oriundos de Jerusalén y Palestina, los cuales, como no entendían ninguna de las lenguas habladas por los discípulos, se burlaban, pensando que estaban ebrios y hablaban incoherencias (Hech 2:13) “Es probable que hubieran influido en ellos las muchas mentiras que se decían acerca de Jesús. Los judíos (fariseos) habían atribuido algunos de los milagros del Señor al poder del príncipe de los demonios (Mat 12:24), y Festo había dicho a Pablo que estaba loco (Hech. 26: 24). Los sacerdotes se habían burlado de Cristo en la cruz (Mat. 27: 41-43), y eran capaces de instigar viles rumores para explicar este milagro de las lenguas a fin de que no se debilitara la influencia de los sacerdotes sobre el pueblo” Comentario Bíblico (CBA Tomo 6 Pág. 145)

En otro momento, al igual que en Pentecostés, descendió el Espíritu Santo y tembló, pero los creyentes no hablaron en lenguas. La razón es que no había extranjeros con ellos, estaban con sus hermanos en la fe. “Y puestos en libertad, vinieron a los suyos y contaron todo lo que los principales sacerdotes y los ancianos les habían dicho. Cuando hubieron orado, el lugar en que estaban congregados tembló; y todos fueron llenos del Espíritu Santo, y hablaban con denuedo la palabra de Dios” Hech 4:23,31

Otro aspecto importante y digno de mencionar, es el hecho de que el idioma generalmente hablado era el griego y el hebreo era el idioma del templo. Como se ve hasta ahora, los judíos en ese tiempo realizaban sus servicios y rituales en hebreo. Era importante que el pueblo no solamente pareciera que participaba, sino que debía entender lo que escuchaba, cada quién debía oír en su propio idioma el mensaje de los discípulos.

El don de Lenguas (idiomas) fue dado para el incrédulo a fin de que pudiera oír el Evangelio, a través de un hijo o hija de Dios en un idioma que comprendía y ser convencido de pecado y salvado. Éste reconocerá que Dios está obrando para salvarle, pero ¿qué sentido tiene que le predique a un creyente de mi congregación en otra Lengua?. Este don no fue dado para el beneficio o edificación personal, ni para que quien lo posea lo exhibiera entre creyentes, tampoco para su gloria, mucho menos como una señal para que los creyentes tuvieran la certeza de que dicho creyente posee el Espíritu Santo.

Sin Embargo, existen 2 casos bíblicos en los cuales nuevos creyentes hablaron en lenguas delante de otros, sin haber extranjeros presentes al recibir el Espíritu Santo. Uno de ellos se registra en Hechos 10:44-46 en donde se menciona que los gentiles hablaron en lenguas delante de cristianos cuando estaba Pedro en casa de Cornelio predicando; éste y su familia eran gentiles piadosos prosélitos a la fe judaica. No obstante, esto guarda concordancia con lo antes mencionado, ya que estás lenguas sirvieron de señal a los fieles de la circuncisión que no creían que el Espíritu Santo podía descender sobre otros que no fuesen judíos. Por otro lado, con este nuevo don, ellos recibían la responsabilidad también de expandir el evangelio en otras regiones y lenguas (Apoc.14:6).

“Mientras Pedro estaba aún hablando estas palabras, el Espíritu Santo descendió sobre todos los que oían el sermón. Y los fieles que eran de la circuncisión, que habían ido con Pedro, quedaron asombrados de que también sobre los gentiles se derramase el don del Espíritu Santo. Porque los oían hablar en lenguas, y magnificar a Dios”

Sin duda, estos también comprendían esas lenguas, de allí que los oían “magnificar a Dios”

Nada nos hace ver aquí que repitiesen sílabas sin sentido o sonidos inventados por ellos mismos (me abstendré de colocar ejemplos). El texto nos dice claramente que hablaron (laleo) en idiomas (glosa) extranjeros entendibles por gentes de otros países o regiones como en el caso del día de Pentecostés.

TERGIVERSACIÓN DEL “DON DE LENGUAS”

Tristemente, hoy día se ha tergiversado este don y muchos se han atrevido a asegurar: “Una persona que no habla en lenguas no ha recibido el bautismo del Espíritu Santo o la llenura (Plenitud) del mismo” Sin embargo, Cristo no manifestó este don (Luc 4:1). Nunca habló en lenguas. No era necesario, ni estaba en el propósito de Dios que lo hiciera. Durante su ministerio anterior, a los doce no se les había dado el don de lenguas, pues no era preciso. Ese don les fue conferido en el momento que se presentó la necesidad.

Otros personajes bíblicos también fueron llenos del Espíritu Santo, sin embargo, no se hace referencia que hablaron en lenguas: Juan el Bautista: Luc 1:15 – Elizabeth: Luc 1:41 – Simeón: Luc 2:25,26 – Zacarías: Luc 1:67,68 – María: Luc1:35

Jorge L. Trujillo en su temática “El Bautismo con el Espíritu Santo y las Lenguas Extrañas”, asevera:Muchos son los que se frustran de tristeza al no poder recibir eso que tanto desean, ‘las lenguas’, pues creen que Dios no los oye, ni los ama, pues no les da el Espíritu Santo. ¡Si supieran que ya lo tienen!. Otros se obligan a hablar en lenguas y repiten algo que han oído a alguien decir o inventan lenguas para satisfacer los deseos de aquellos que quieren oírlos hablar en lenguas para estar seguros de que han sido bautizados”

Esta creencia va en contra de las Escrituras, ya que se tiene este don como una señal para los creyentes, cuando en realidad es para los incrédulos según 1ª de Corintios 14:22 “Así, las lenguas sirven de señal, no a los creyentes, sino a los incrédulos…”.

La presente falsificación de la obra del Espíritu, que ha logrado engañar a tantos, no podría haber tenido aceptación si no fuera por la ignorancia de la iglesia sobre la obra del Espíritu Santo. Pablo escribió: “Y acerca de los dones espirituales, no quiero, hermanos, que ignoréis” 1Cor 12:1.

Los espíritus de los profetas están sujetos a los profetas” 1Cor 14:32. Esto supone un principio espiritual fundamental. Aquellos que se entregan a extravagancias emocionales, sostienen que están bajo el control del Espíritu y, por lo tanto, no son responsables personalmente por lo que hacen, de modo que no se les debe criticar. En otras palabras, el Espíritu Santo es quien les conduce.

La actividad del Espíritu Santo es siempre y sólo la de manifestar y exaltar a Cristo y Él nunca actuará o guiará en contra de la Palabra de Dios. Asimismo, nunca anula la voluntad del creyente (ésta permanece independiente); siempre debe estar inteligentemente dispuesto para la voluntad de Dios. Siempre responde plenamente por sus acciones y obedece la Palabra de Dios voluntariamente. El Espíritu no llevará a tal confusión, que las emociones del creyente nublen su mente.

El tratar de entregarse al Espíritu, de tal manera que uno no tenga mente ni voluntad propia, es un error y es peligroso. Ha llevado a muchos al desastre, abriendo el camino para que espíritus engañadores tomen el control, falsificando la obra del Espíritu Santo y desviando de la Palabra de Dios. Para tales creyentes la Palabra de Dios llega a ser menos importante que la supuesta guía del Espíritu y llegan a estar ciegos al error en que se encuentran, creyendo haberlo recibido por revelación directa del mismo.

En contraste con la obra del Espíritu Santo, los demonios quitan al hombre el control de sí mismo. Buscan el control sobre su cuerpo, mente, emociones y voluntad. (Libro Falsificación del Don de Lenguas. Anónimo)

Cierto autor anónimo, en un estudio a fondo sobre este tema, enfatizó: “De la mayoría de las denominaciones han salido herejías, pero nunca tantas y en tan poco tiempo como las que hoy en día surgen de entre las filas de aquellos que practican de manera antibíblica el “Don de Lenguas”. Algunos ejemplos: “Teología de la prosperidad”, “Unción de la risa”, “Confesión Positiva”, “Movimiento de fe”… entre otros, cuyo cimiento espiritual es la metafísica seudocristiana que importaron de U.S.A, no el Evangelio de Jesucristo y la Biblia. (No se engañe el cristiano lector: estos movimientos son herejías gnósticas modernas revestidas de piedad. 2Tim 3:1–5)

Aparte de las herejías que se han introducido en las iglesias por dicha práctica, debemos incluir las falsas doctrinas, las cuales no detallaré en esta oportunidad.

La razón por la cual el pueblo de Dios puede ser fácilmente engañado por tales fenómenos es la incultura generalizada con respecto a la naturaleza de estos, sus manifestaciones y de cómo son producidos, junto con la ignorancia igualmente grande que prevalece en nuestros días de la verdadera naturaleza y manifestaciones de la actividad del Espíritu Santo en el creyente y por medio de él. El Salvador y Pablo explicaron que cuando el Espíritu Santo se manifestara haría lo siguiente:

*Convencería al mundo de pecado, de justicia y de juicio (Juan 16:8 )

*Regeneraría (Juan 3:3-8 )

*Enseñaría y recordaría la Palabra de Dios (Juan 14:26)

*Guiaría a toda Verdad (Juan 16:131/p)

*Haría saber las cosas que han de venir (Juan 16:132/p)

*Glorificaría a Dios (Juan 16:14)

*Consolaría (Juan 14:15,16)

*Fortalecería (Efesios 3:16)

*Capacitaría (1ª Corintios 12:7-11)

*Entre otras cosas más.

En ninguna de sus páginas, la Biblia menciona que tomaría a una persona en éxtasis y está no tendría dominio de sí, ni de sus palabras, haciéndole girar, saltar, o caer.

“Pero la existencia de la falsificación no debe inducirnos a pensar con desdén del don (de Lenguas) genuino. La manifestación correcta del don del cual Pablo trata en 1ª Corintios 14 cumplía una función útil. Es cierto que había abusos del don, pero Pablo trataba de corregir los abusos y de dar a la presencia del don su debido lugar y aplicación” Comentario Bíblico (CBA Tomo 6, Pág. 791)

Cierta autora escribió: “El fanatismo y el ruido han sido considerados como evidencias especiales de la fe. Algunos no se quedan satisfechos con una reunión a menos que sientan cierto poder y momentos felices. Trabajan para esto y despiertan sentimientos de excitación. Pero la influencia de tales reuniones no es benéfica. Una vez desaparecida la sensación fugaz de felicidad, descienden más bajo que antes de la reunión, porque su felicidad no proviene de la debida fuente. Las reuniones más provechosas para el progreso espiritual son aquellas que se caracterizan por la solemnidad y el escudriñamiento profundo del corazón, en las cuales cada uno procura conocerse a sí mismo y con fervor y profunda humildad se esfuerza por aprender de Cristo” Joyas de los Testimonios Tomo 1, página 161 (1864)

El “Cristianismo Moderno” es en verdad un gran engaño con que Satanás ha burlado a muchos hijos de Dios carentes de discernimiento, apareciendo como un ángel de luz. Esta ignorancia, naturalmente puede afectar al predicador, al igual que al oyente. El predicador es llevado por sus emociones y (estando consciente de que está ejerciendo un poder y gloriándose en el mismo) podrá creer que está abriendo el camino para la obra del Espíritu Santo. Esto hace que él sea un instrumento más peligroso en las manos de Satanás, aunque no este consciente de ello. El hecho de creer que el Espíritu Santo es manifestado en la persona justifica su orgullo y cualquier otro pecado que tuviera. El creyente que es verdaderamente usado por el Espíritu, siente profundamente su indignidad y desea que toda la gloria sea dada sólo a Dios.

El desear señales milagrosas no evidencia la madurez o salud espiritual. Es una evidencia de falta de éstas, de una carencia de experiencia de la vida interior y poder del Espíritu de Dios morando dentro, que satisface plenamente.

NO TODOS TIENEN EL DON DE LENGUAS

Retomando la ideología actual, cabe destacar lo que ésta plantea: “Cada creyente puede y debe hablar en lenguas sobrenatural” En otras palabras, todo los creyentes obligatoriamente deben tener ese don. Sin embargo, en 1ª de Corintios 12:4 el apóstol enfoca lo siguiente: “Ahora bien, hay diversidad de dones…”. De lo antes expuesto, se deduce que no todos los creyentes pueden tener el mismo don.

“A uno es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu; a otro, fe por el mismo Espíritu; a otro, don de sanidad por el mismo Espíritu; a otro, operación de milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversidad de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas. Pero todas estas cosas, las efectúa uno y el mismo Espíritu, y reparte a cada uno en particular como él quiere” 1Cor 12:8-11

El Señor entrega los dones a su pueblo con un fin común, la edificación y no la exaltación mística o personal de un individuo. El actuar del Espíritu Santo tiene como único fin la gloria de Dios y de Cristo. De allí que no todos los miembros pueden tener el mismo don o ministerio, como no todos los miembros del cuerpo son brazo, ojo u oído.

“Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular. Y a unos puso Dios en la iglesia, primeramente apóstoles, luego profetas, lo tercero maestros, luego los que hacen milagros, después los que sanan, los que ayudan, los que administran, los que tienen don de lenguas. ¿Son todos apóstoles? ¿Son todos profetas? ¿Todos maestros? ¿Hacen todos milagros? ¿Tienen todos dones de sanidad? ¿Hablan todos lenguas? ¿Interpretan todos? Procurad, pues, los dones mejores. Mas yo os muestro un camino aun más excelente.” 1Cor 12:27-30

Pablo nos dice que Dios puso en la Iglesia una serie de miembros con diferentes dones:

  1. “Primeramente apóstoles”. A la pregunta: “¿Son todos apóstoles?”. La respuesta es claramente NO, ya que no todos en la iglesia son apóstoles ni tienen ese ministerio.
  2. “Luego profetas”. A la pregunta: “¿Son todos profetas?”. La respuesta también es NO. No todos en la iglesia son profetas o tienen ese don o ministerio.
  3. “Lo tercero maestros”, y si nos preguntasen si son “¿todos maestros?”, la respuesta es NO, no todos tiene el don o capacidad de enseñar ni todos tiene ese ministerio.
  4. “Luego los que hacen milagros”, “¿hacen todos milagros?”. Evidentemente NO todos en la iglesia hacen milagros, entendiendo como “milagro” un suceso o hecho extraordinario al que la ciencia no puede dar ninguna explicación lógica, si bien, por la voluntad y poder de Dios, todos podemos ser objeto de una obra milagrosa de Dios en una circunstancia determinada.
  5. “Después los que sanan… ¿tienen todos don de sanidad?”. La respuesta implícita es que NO todos tenemos el don de sanar a las personas, si bien el Señor en su soberanía, si quiere, puede responder a una oración nuestra para sanar a una persona.
  6. “Los que tienen don de lenguas” y como vemos, el referirse a “los que…”, está hablando de un grupo limitado dentro de la iglesia. A la respuesta de si “¿Hablan todos en lenguas?” la respuesta es la misma que en los anteriores casos: NO, no todos hablan en lenguas, sino solo aquellos a los que el Espíritu Santo en su soberanía ha tenido a bien dárselo.

Satanás ha causado mucha confusión dentro de las iglesias cristianas falsificando este don y a sido, en vez de señal, piedra de tropiezo para los incrédulos “Porque como está escrito, el Nombre de Dios es blasfemado entre los gentiles, por causa de vosotros” Rom 2:24

El mismo apóstol Pablo había predicho las palabras que los inconversos dicen al ver a “grupos de Cristianos” hablando en lenguas sin razón: “Si toda la iglesia se reúne en un lugar, y todos hablan en lenguas, y entran indoctos o incrédulos, ¿no dirán que estáis locos?” 1Cor 14:23

Evidentemente “Dios no es Dios de confusión… hágase todo decentemente y con orden.” 1Cor 14:33,40

Todo en la reunión (alabanza, oración, predicación) debe ser hecho “decentemente y con orden”. Esto excluía el desorden emocional al cual se habían entregado algunos de la iglesia de Corinto y al que se quería tomar por manifestación del Espíritu. El Espíritu del Dios viviente nunca actuaría ni haría actuar a nadie en una forma que no fuera decorosa y ordenada. Esto se ve en toda la creación de Dios, en todas sus acciones y en su manifestación en Cristo.

Lo opuesto se ve en la religión emocional. Se ve un contraste significativo sobre el Monte Carmelo cuando Elías, el siervo de Dios, oró y actuó con confianza, con una dignidad serena, moderada y, los sacerdotes de Baal; estos últimos procuraron despertar a su dios con un abandono de emocionalismo, saltando, gritando frenéticamente y flagelándose (1 Rey 18:26-29).

EXPLICACIÓN DE MARCOS 16:17

“Estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios, hablarán nuevas lenguas, tomarán serpientes en las manos, y si llegan a beber cosa venenosa no les dañará. Sobre los enfermos pondrán sus manos y sanarán.”

Explicación Tradicional: El hablar en Lenguas es una señal, por lo tanto, ésta y todas las demás señales deben manifestarse en todo aquel que cree en Jesucristo, de lo contrario, algo le falta a ese creyente: “El bautismo del Espíritu Santo”

Explicación Bíblica: Aparentemente el texto da la impresión de que toda persona que cree en Jesús, automáticamente se reflejará en ella estos signos e indicios que le acompañarán por el resto de su nueva vida, confirmando que la Fe de estos profesos es genuina. Esa es la connotación que se le ha dado a este pasaje a lo largo de los años. Sin embargo, hasta hoy (durante aproximadamente 2000 años) millones de personas han creído y aceptado a Jesucristo (siendo convertidas) sin que se manifestase en ellas estás señales. Ray C. Stedman en la Serie “El Gobernante que Sirve”, afirma: “En ciertos casos se han hecho afirmaciones de que se han manifestado estas señales, pero si es esto lo que quieren decir estas palabras, las señales estarían por todas partes. Cada vez que una persona se hacía cristiana, se manifestaban algunas de estas señales. Por lo tanto, debieran ser el acontecimiento más corriente en toda la cristiandad. Pero la verdad es que son bastante excepcionales, si es que se ven en alguna ocasión. ¿Qué quiere decir esto entonces? Bueno, quiere decir, como es lógico, que hemos malinterpretado este pasaje si lo leemos de esta manera porque no encaja exactamente con lo que Dios hace en realidad” 19 de Octubre, 1975

No se debe tomar esta cita bíblica para aplicarla a cualquier nuevo creyente como una prueba de su conversión. Ya se ha analizado que ciertamente el hablar en Lenguas es una señal como se expresa en Marcos 16:17; sin embargo, Pablo aclara que la misma es para los incrédulos (1 Corintios 14:22), ya que quien recibe ese don hablará el mensaje de Dios en el lenguaje extranjero de los incrédulos. Por otro lado, ya se ha explicado que el apóstol Pablo aclara que no todos hablan en lenguas, no todos sanan y no todos hacen milagros, (ver 1Cor.12:29-30) debido a que hay diversidad de dones.

Otra de las Señales que destaca este pasaje está relacionada con el poder para librar de las influencias demoníacas a los oprimidos por el diablo, lo cual puede hacer el creyente por la Autoridad de la Palabra y una vida de constante comunión y consagración. Además, el Evangelio de Marcos enfatiza “el poder que tendrían los discípulos para poder sobrevivir a los ataques físicos sobre sus vidas”, habida cuenta de los enemigos de la verdad y la práctica antigua usada por estos de envenenar con la copa a quienes pretendían eliminar. Esto constituiría una Señal de autenticidad y que el Dios del Cielo es TODOPODEROSO para guardar a sus seguidores. “Si les mordía una serpiente venenosa, no morirían. Si bebían veneno accidentalmente, no morirían. Tendrían el poder para sobrevivir, a fin de que el evangelio pudiese ser proclamado… Como ve usted, esto nada tiene que ver con las prácticas llevadas a cabo por ciertas personas… que cogen serpientes cascabel con sus manos y beben estricnina (veneno) como evidencia de su fe. De hecho, si se investigan estos hechos, se encontrará usted con que de hecho eso no es otra cosa que afirmar una falta de fe por su parte, porque de vez en cuando, uno o más de ellos mueren como resultado de haber sido mordido por una serpiente cascabel o por haber bebido veneno. No es esto a lo que se está refiriendo el evangelio” Serie “El Gobernante que Sirve” 19 de Octubre, 1975

De lo antes presentado se concluye que, forzar estás manifestaciones, no es más que presunción de fe.

Por otra parte, existen algunas posiciones las cuales afirman que estás palabras fueron exclusivas para los discípulos. Aceptando ésta posición habría que asumir también que la Gran Comisión era únicamente para los apóstoles, no hay que olvidar además, que el Señor puede investir a cualquier hijo o hija suya del Poder de lo alto para realizar cualquier operación conforme a su voluntad. “De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre. Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré” Jn 1412-14

EXPLICACIÓN DE ISAÍAS 28:11 / 1 CORINTIOS 14:21

“porque en lengua de tartamudos, y en extraña lengua hablará a este pueblo,”

“En la ley está escrito: En otras lenguas y con otros labios hablaré a este pueblo; y ni aun así me oirán, dice el Señor”

Explicación Tradicional: Dios había señalado, por medio del profeta Isaías que dentro de su iglesia (pueblo) se hablaría en otras lenguas, entre ellas las tartamudas, las cuales, muchos no entenderían. Por lo tanto, siendo que es una profecía, todo verdadero creyente hablará en algún momento una lengua sobrenatural.

Explicación Bíblica: Lo primero que se debe determinar es ¿qué indica la Escritura cuando se refiere a “lengua de tartamudos, en extraña lengua, u otros labios”? En el libro de Deuteronomio 28:49 Moisés le había predicho al pueblo de Israel: “Jehová traerá contra ti una nación de lejos, del extremo de la tierra, que vuele como águila, nación cuya lengua no entiendas de no obedecer sus mandamientos. Y el profeta Jeremías confirmó: “He aquí yo traigo sobre vosotros gente de lejos, oh casa de Israel, dice Jehová; gente robusta, gente antigua, gente cuya lengua ignorarás, y no entenderás lo que hablare Jer. 5:15. Estos pasajes muestran que la lengua que no entenderían se refiere a la de la gente extranjera como los asirios, los babilonios, los persas y los romanos que hablaban otro idioma y dominaron al pueblo de Israel por causa de la desobediencia al Señor.

Con todo, si ellos se arrepentían, Isaías predijo: “No verás a aquel pueblo orgulloso, pueblo de lengua difícil de entender, de lengua tartamuda que no comprendas Is.33:19

Cuando Pablo cita “En la ley está escrito: En otras lenguas y con otros labios hablaré a este pueblo; y ni aun así me oirán, dice el Señor”, indica que así como el Señor usó a estás naciones en tiempos del Antiguo Testamento que hablaban un idioma diferente para cumplir sus propósitos, así sucedería en la era cristiana, en lo referente a la predicación del Evangelio, valiéndose de esas lenguas para extender el mensaje. Dios habló en el día de Pentecostés, por medio de los discípulos, en otros idiomas a los judíos “incrédulos” oriundos de otros países; sin embargo, Pablo aclaró que entre creyentes no tenía valor (ver 1 Cor. 14:22).

EXPLICACIÓN DE 1ª CORINTIOS 14: 2

“Porque el que habla en lenguas no habla a los hombres, sino a Dios; pues nadie le entiende aunque por el Espíritu habla misterios”

Explicación Tradicional: La explicación que se le da comúnmente a este texto está fuera del contexto. Se afirma que: “El que habla en lenguas, nadie le entiende lo que dice, porque no son palabras dirigidas a los hombres, ni el mismo enemigo entiende, porque solo Dios conoce ese lenguaje celestial”.

Explicación Bíblica: Como ya se ha mencionado, las lenguas son idiomas. Si un creyente extranjero viene a una congregación y habla u ora en su lengua (desconocida para la congregación), nadie le entenderá, de allí que no hablará a los hombres (“a no ser que las interprete”), sino Dios que conoce todos los idiomas.

“Por el Espíritu habla misterios”: En la Biblia esta palabra “Misterios” o “Secretos” no se refiere en todos los casos a algo que se desconoce totalmente, sino a algo que se conoce en parte. Un ejemplo de ello es el Evangelio “Y orad también por mí, para que al abrir la boca, me sea dada palabra para dar a conocer con denuedo el misterio del evangelio” Ef.6:19

“De la que fui hecho ministro (la iglesia), según la misión de Dios que me fue dada en vuestro favor, para que anuncie la Palabra de Dios en su plenitud, el misterio que había estado oculto desde los siglos y generaciones, y que ahora ha sido manifestado a sus santos; a quienes Dios quiso dar a conocer entre los gentiles, las riquezas de la gloria de este misterio, que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria” Col 1: 25-27

Por consiguiente, si una persona de lengua africana predica un mensaje en un lugar donde se habla español, (aunque nadie le entiende, por tanto, no habla a los hombres) habla misterios o Palabra de Dios por el Espíritu. En este sentido él es edificado, porque entiende lo que dice, pero no puede edificar a la iglesia, “El que habla en lengua extraña, a sí mismo se edifica; pero el que profetiza, edifica a la iglesia” 1Cor 14:4 Es por ello que se aconseja pedir en oración poder interpretar su lengua (idioma) a la lengua del lugar.

“Por lo cual, el que habla en lengua extraña, pida en oración poder interpretarla” 1Cor 14:13

Importa y por muchas razones aclarar que la expresión “Lengua extraña” no aparece en el griego original; dice tan solo “lengua” (la expresión “extraña o desconocida” es un añadido de los traductores).

Dicho de otro modo, Pablo afirma: “Pero en la iglesia prefiero hablar cinco palabras con mi entendimiento (inteligibles), para enseñar también a otros, que diez mil palabras en lengua desconocida”

Nota: una vez más, la expresión “desconocida” no existe en el original griego, habiendo sido puesta en el texto por los traductores de la Reina-Valera para explicar el sentido preconcebido del mismo.

Hay que destacar, además que, en la carta primera de Corintios, capítulo catorce, Pablo esta corrigiendo el abuso del “Don de Lenguas” en la iglesia de Corinto. Algunos a quienes el Espíritu Santo había dado un idioma, lo usaban en la reunión de la iglesia, aún cuando no hubiera entre ellos quien lo entendiera. Era un don dado por el Espíritu Santo, pero era usado para gloria propia y no bajo la dirección del Espíritu.

Con todo, no se le debe impedir a un hermano que habla en lenguas predicar en la congregación (1Cor 14:39). Sin embargo, necesariamente debe tener un interprete, de lo contrario debe callar “Si alguno habla en lengua, que hablen dos, o a lo más tres, y por turno. Y que alguien interprete. Y si no hubiera intérprete, calle en la iglesia, y hable para sí mismo y para Dios” 1Cor14:27,28 Esto demuestra que el que recibía el don de lenguas tenía cierto control de la manifestación del don.

Sin duda, resulta claro que las lenguas no son de provecho en la iglesia; el mismo apóstol lo señaló: “Ahora, hermanos, si yo fuera a vosotros hablando en lenguas, ¿de qué os aprovecharé, si no llevara alguna revelación, ciencia, profecía o doctrina? En el mundo hay muchas lenguas, y ninguna carece de significado. Pero si no se entiende el significado, seré extraño para el que habla, y él será extraño para mí” 1Cor 14:6,10,11

EXPLICACIÓN DE 1ª CORINTIOS 14: 14

“Porque si yo oro en lengua desconocida, mi espíritu ora, pero mi entendimiento queda sin fruto”

Explicación Tradicional: La persona, al hablar en lenguas, por sí misma no comprende lo que dice, ya que su espíritu es el que está orando en un “idioma celestial”, esto estimula su fe, porque para ejercitar su fe tiene que hablar en otras lenguas.

Explicación Bíblica: Si uno ora en lenguas, sin tener como nos ha dicho antes el apóstol, la interpretación o traducción de lo que decimos, nuestro espíritu ora, pero nuestra mente o entendimiento queda sin fruto. La expresión “sin fruto”, en griego es a[karpo” (léase “Akarpos”) quiere decir “infructuoso” ya que ninguno de los que oyen la oración podrá decir “amén”, pues no sabrá que se ha dicho. Y no acturán para cumplir lo que se ha hablado.

“¿Qué, pues? Oraré con el espíritu, pero oraré también con el entendimiento; cantaré con el espíritu, pero cantaré también con el entendimiento. Porque si bendices solo con el espíritu, el que ocupa lugar de simple oyente, ¿cómo dirá el amén a tu acción de gracias? Pues no sabe lo que has dicho. Porque tú, a la verdad, bien das gracias, pero el otro no es edificado” 1Cor 14:15-17

El hecho de orar por la necesidad de una persona y esta a su vez no entiende lo que digo al momento de orar, la tal no será ministrada. Citemos los siguientes ejemplos: A un creyente le roban su automóvil, se realiza por él una oración de intercesión y consuelo, él será consolado y ese será el fruto del entendimiento del que realizó la oración. Esto no ocurrirá si él no entiende el lenguaje de la oración.

¿Cuál es el fruto del entendimiento de un Profesor que explica física? Lógicamente es que sus alumnos le comprendan, pero, si ninguno comprende, su entendimiento habrá sido infructuoso.

Esa es la razón por la cual, una persona que habla en lenguas, sino hay quien le interprete, debe callar, debido a que todo lo que diga será ineficaz o inútil.

EL DON DE INTERPRETACIÓN DE LENGUAS

Es la capacidad que el Señor concede a algunos de sus siervos para hacer comprensible en un idioma nativo o vernáculo el mensaje de alguien que habla en lenguas. En otras palabras, explica o traduce un mensaje, de una lengua desconocida, al de los destinatarios.

Pablo habla del don de Interpretación de Idiomas; algunos han dado por supuesto que esto es para interpretación de algún lenguaje celestial desconocido, que el Espíritu Santo dará a uno tal lenguaje y a otro el don de traducirlo a un lenguaje hablado en la tierra. No hay fundamento para tal interpretación de estos dones. No nos son dados lenguajes celestiales según la Biblia, de manera que no puede haber don para interpretarlos. El don de interpretación de idiomas es justamente lo que se ha declarado: la manifestación del Espíritu capacitando a uno, a quien Él quiere usar de esta manera, para interpretar un mensaje hablado o escrito dado en un idioma desconocido al de los oyentes, de manera que el mensaje del Espíritu les sea transmitido correctamente.

Se puede decir por experiencia que es tan necesario tener la iluminación e inspiración del Espíritu Santo, tanto para predicar como para interpretar. Un intérprete que no es guiado por el Espíritu puede fracasar completamente en transmitir el significado espiritual del mensaje.

El Autor Daniel Scarone en su Manual C.E.P. página 41,42 de la Serie Discipulado” señala que “el hablar en lenguas, como lo experimentan ciertas iglesias no es un idioma genuino, ni tiene estructura lingüística… A pesar de esto, hay personas que dicen tener la capacidad de interpretar estas lenguas. Este proceso de interpretación es más bien conceptual y no responde a una interpretación palabra por palabra”

Scarone toma los siguientes casos reales para garantizar lo que se ha dicho “al investigar la exactitud de estas interpretaciones, John P. Kidahl nombra un par de experimentos:

Prueba 1: Se grabó a una persona que hablaba en lenguas y luego se sometió a diversos intérpretes. En ninguno de los casos se produjo la menor similitud entre las interpretaciones. El siguiente resultado avala lo indicado: Un interprete dijo que quien hablaba en lenguas oraba por la salud de sus hijos, en tanto que otro, dijo que ese mismo mensaje era una expresión de gratitud a Dios por el éxito que la iglesia había tenido en recolectar fondos.

Prueba 2: Sabemos del caso de un caballero criado en África e hijos de misioneros, que decidió probar las habilidades de interpretar lenguas. Asistió a una reunión donde se hablaba en lenguas en la que nadie lo conocía. En el momento oportuno, se puso en pie y recitó el Padrenuestro en el dialecto africano que había aprendido en su juventud. Cuando se sentó, un intérprete ofreció el significado de lo que había dicho. Dijo que su mensaje se refería a la inminente segunda venida de Cristo.”

Otro ejemplo que vale la pena nombrar: Mi suegra hizo contacto con una Hna que era la “intérprete de lenguas” de cierta iglesia; ella logró ganar su confianza y en el momento oportuno le preguntó: “Dígame Hna ¿cómo usted interpreta esas lenguas?”, a lo que la intérprete le confesó: “Realmente yo no entiendo lo que ellos dicen, simplemente digo lo que Dios me pone en ese momento”.

De está forma queda claro que no son genuinas interpretaciones, sino más bien ideologías y conceptos preconcebidos, guiados por sentimentalismo.

EXPLICACIÓN DE 1ª CORINTIOS 13: 1

“Si yo hablase en lenguas humanas y angélicas… ”

Explicación Tradicional: Esta es generalmente la lengua que se habla cuando un creyente es bautizado por el Espíritu Santo, es una lengua incomprensible, tanto para los demás, como para él. Es un medio sobrenatural para comunicarse con Dios.

Este es sin duda, unos de los textos más esgrimidos por muchos para apoyar y justificar que sus lenguas no se entienden porque son esas misteriosas “lenguas de ángeles” o “espirituales” para hablar secretos o misterios con Dios y que el Señor les imparte también palabra a su espíritu por este medio.

Explicación Bíblica: En primer lugar, se verifica que Pablo está haciendo una “suposición” al decir: “Si yo hablase…”. Otra expresión semejante sería “si yo nadase o volase”. No es una afirmación.

En segundo lugar, hay que decir que los ángeles no fueron castigados en Babel con la confusión de lenguas, es decir: los ángeles no tienen diferentes idiomas (lo que no impide que puedan hablar en los diversos idiomas humanos). Cada vez que en la palabra de Dios un ángel hablaba a una persona (Abrahán, Jacob, Moisés, Daniel, María, entre otros) lo hacía en la lengua de esta. La Biblia no registra a un ángel hablando en un idioma celestial o espiritual, aparte del conocido por los seres humanos, ni aún los seres vivientes que están alrededor del trono de Dios, ni los 24 ancianos, los cuales vio Juan (Ver Apoc 4:8-11).

En tercer lugar, habida cuenta que “las lenguas sirven de señal, no a los creyentes, sino a los incrédulos…” ¿Cómo pueden ser “señal” a un inconverso esas repeticiones veloces de sílabas, sonidos sin sentido y que no pueden ser entendidas en ninguna lengua conocida como pasó el día de Pentecostés, donde fueron señal a los inconversos que se convirtieron en número de unos 3.000 tras ese acontecimiento? Ellos no hablaron en las llamadas “lenguas celestiales”, como lo hacían los paganos, una jerga o lenguaje especial que nadie puede entender, que es simplemente el producto de un estado emocional forzado y anormal que, en muchos, no es difícil de inducir.

El don de hablar en lenguas no era para capacitar al creyente para “hablar secretos con Dios”. Ese era un concepto pagano. Nunca, en todo el trato de Dios con los hombres, dio palabras espirituales para comunicarse con Él; es completamente contrario a la manera en que se comunica Él con los hombres y los hombres con Él. Se reitera que sólo entre los paganos existió tal práctica. El don era para hablar y ser comprendido por todos. “Así también vosotros, si por la lengua no diereis palabra bien comprensible, ¿cómo se entenderá lo que decís? Porque hablaréis al aire” 1Cor 14:9

RELACIÓN ENTRE EL PAGANISMO Y LAS LENGUAS ACTUALES

“El hablar en lenguas desconocidas, palabras o frases sin significado, tuvo un lugar importante en el culto pagano. Se creía que las palabras habían sido reveladas por un dios o espíritu al sacerdote o aficionado, mientras estaba sumamente excitado o en estado de éxtasis; hasta este día, en las religiones paganas, el hablar estático en una lengua desconocida, es un fenómeno común. Se cree que el espíritu habla por la boca del hechicero, o que el hechicero habla a su espíritu con palabras poderosas que son desconocidas al hombre. Esto le daba un contacto privilegiado, íntimo, con su dios” (Tomado del Libro “Falsificación del Don de Lenguas”)

El Diccionario de la Biblia de los Interpretadores, en su artículo Tongues Gift of (Don de Lenguas, Volumen 4, pág. 771/2), dice que: Este fenómeno no estaba limitado a la Cristiandad… fue encontrado en muchas de las religiones del mundo antiguo. Dondequiera que aparecía, el elemento común era la creencia que el espíritu del dios adorado tomaba posesión del devoto, habla por medio de él, y a menudo producía movimientos del cuerpo de carácter anormal. Durante tal estado extático, los órganos vocales eran afectados, la lengua se movía como si fuera operada con un poder más allá del control mental del sujeto, y las expresiones emanaron las cuales, para el observador, fueron tan impresionantes como fueron incoherentes

“Algunos en la iglesia en Corinto se estaban entregando a la forma pagana de hablar en lenguas, acompañado de extravagancias emocionales, a las que estaban acostumbrados desde antes de su conversión. No todos en Corinto habían caído en este error. Algunos (una minoría, según parece) andaban en el Espíritu (Al principio de la primera carta a los Corintios, Pablo lamenta la situación espiritual de la iglesia mencionando su pobreza espiritual, llamándolos “carnales” y no aptos para la comprensión de las cosas espirituales. 1 Corintios 3:1-4).

Algunos, sin duda, habían recibido del Espíritu el verdadero don de lengua viva, pero algunos de éstos estaban usando carnalmente este don para su propia gloria. Así había en Corinto la práctica pagana de hablar en lenguas, como también el abuso del verdadero don de idiomas. Indudablemente varios hablaban al mismo tiempo, mientras otros estaban profetizando, enseñando, etc. Esto producía una confusión general.

El hablar en lenguas que se practica en muchas iglesias hoy y el don de hablar idiomas, dado en Pentecostés son completamente distintos: uno es puramente psíquico, fácilmente producido y fácilmente explicado psicológicamente; el otro es evidentemente un verdadero milagro divino manifestado para la salvación de almas. Uno es falso, enteramente del hombre, el otro es real, una manifestación del Espíritu del Dios vivo. Uno pertenece a la esfera natural, no produce ningún fruto espiritual y sus manifestaciones emocionales desfiguran la naturaleza y carácter de Dios; el otro es de la esfera espiritual, manifestando el poder supremo de Dios para llevar a cabo su voluntad para el hombre” (Tomado del Libro “Falsificación del Don de Lenguas”)

Pablo dijo a los corintios: “No seáis niños en el modo de pensar”.

EL DON DE LENGUAS HOY EN DÍA

Muchos se preguntan: ¿Tiene la iglesia de Dios ese Don? La respuesta es positiva, después de lo que se ha analizado, la iglesia de Dios posee este don. Y ciertamente Dios puede concederlo en forma milagrosa, es decir, sin haber estudiado idiomas, el Espíritu Santo puede capacitar a alguna persona para que, ésta en un momento dado, transmita o interprete un mensaje de Dios a otros cuya lengua le es desconocida.

Sin embargo, nunca el Señor enviará un mensaje a su pueblo que éste necesite en una lengua que desconoce; siempre y cuando la iglesia lo amerite, Dios enviará palabra, amonestaciones y exhortaciones en el lenguaje más comprensible para la misma. Dios no se equivocará enviando un mensaje en una lengua árabe cuando los creyentes hablan chino.

Por otro lado, como Padre amoroso lleno de gracia, Dios no impide el desarrollo del cristiano interviniendo milagrosamente, si Él sabe que el hombre mismo puede realizar dicha acción. Es decir, Dios interviene únicamente cuando la fuerza humana, el conocimiento y las capacidades llegan hasta el punto donde el hombre no puede hacerlo. Siempre y cuando esté al alcance del hombre realizar algo, Dios no intervendrá, pues eso robaría al hombre la satisfacción de su desarrollo y haría del hombre un ser inepto, deshabilitando sus aptitudes. Si Dios otorgó talentos fue para que se desarrollaran y se pusieran en práctica para su honra. El concepto de enterrar el don, bien puede entenderse como no realizar nada con él, o simplemente no utilizarlo para honrarle.

Ahora bien, cuando se analiza el caso de los discípulos, estando concientes del hecho de que en su tiempo no existían escuelas donde ellos pudieran aprender idiomas para poder esparcir el evangelio, era necesario que Dios los dotara con las herramientas para lograr dicho cometido. En el tiempo de los apóstoles el lujo de aprender un idioma era un privilegio exclusivo para la casta real, para personas pudientes, gente que estuviera constantemente en contacto con turistas, o viajando incesantemente. Los discípulos eran personas sencillas, sin educación escolar y con un cometido gigantesco de esparcir el Evangelio a “toda nación, tribu, lengua y pueblo.” Evidentemente los fondos de la pequeña iglesia no podían utilizarse para pagar grandes sumas a profesores, quienes capacitarían a los misioneros; debido a ésta razón, dice el texto: Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra Hechos 1:8. Esa virtud, o poder que ellos recibirían los haría aptos para dicha comisión.

Dentro de este marco de ideas, encontramos una armonía y no confusión, ni contradicción en todos los textos referentes a este tópico. Siendo las lenguas idiomas, se entiende por qué Pablo dice en 1ª Corintios 13:8 “Las profecías terminarán. Cesarán las lenguas. La ciencia tendrá su fin. Pero el amor nunca se acaba”. Las lenguas se acabaran, cesaran, ya que cuando nuestro Amado Salvador aparezca por segunda vez, todos hablaremos un mismo idioma, una misma lengua como al principio y seremos un solo pueblo.

Puede ser que el apreciado lector haya experimentado estas manifestaciones, siéndole difícil desprenderse de aquello que ha practicado durante mucho tiempo formando así un hábito. Sin embargo, El Señor no dejará a sus hijos sinceros en el error. Levántese en el Nombre que es sobre todo Nombre y declare “Tengo un Salvador. En Él confío, y nunca permitirá que quede confundido. En su nombre triunfo. Es mi justicia y mi corona de regocijo” Ese Dios de amor, aclarará todas sus dudas, le revestirá de Poder a través de la Unción del Espíritu Santo y completará su obra en usted. En ti, oh Jehová, he confiado; no sea yo confundido jamás; Líbrame en tu justicia” Sal 31:1

Quien escribe, experimentó esos fenómenos glosalalicos y agradece al Señor por haberle sacado del error y las tinieblas por medio de su Santo Espíritu a través de la luz de su palabra.

Arnaldo A. Sánchez M.

Se tomó extractos de 2 Obras literarias anónimas, aparte de las ya nombradas:

Estudio: El Don de Lengua en la Iglesia Primitiva.

Libro Falsificación del Don de Lenguas.

About these ads

Acerca de smiamor

LLEVAR EL EVANGELIO ETERNO AL MUNDO

Publicado el agosto 28, 2007 en DON DE LENGUA. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 69 seguidores

%d personas les gusta esto: